La fruta de la pasión: maracuyá

Polos de fresa y maracuyá
Polos de fresa y maracuyá

Entre las múltiples variedades de helados que te ofrecemos cada semana en nuestra vitrina, hay opciones sin lactosa y sin gluten, sin perder la esencia de la tradición italiana… De hecho, nuestros helados de frutas son una de las opciones predilectas de nuestros clientes, ya que están elaborados con las piezas más calidad, lo que los hace aún más saludables. En este sentido, una de nuestras frutas favoritas es la conocida como ‘de la pasión’: maracuyá.

heladeríaRica en carbohidratos de carbono, fibra, vitaminas C y A, contiene azúcares naturales de fácil asimilación, siendo la opción perfecta para los que no quieran perder la línea, pero sin renunciar al sabor —¡y apenas tiene grasas! Pero, sin duda, su importante composición en fibra la hace idónea para favorecer los procesos digestivos y contribuye a reducir el colesterol. ¡Eso sin contar que es una auténtica delicia!

Cuando veas en nuestra vitrina nuestro exquisito helado de maracuyá, ni se te ocurra dejar de probarlo. Sabor y vitaminas, en un cóctel saludable para refrescarnos durante el veranito. ¡Te encantará! 😉

Endúlzate de forma natural con la Stevia

Endúlzate de forma natural con la Stevia

imagesTanto los médicos como los dentistas, recomiendan disminuir el consumo de azúcar. Pero este último está presente en casi todos los alimentos procesados y no es, precisamente, un ingrediente sano. Por ello, la stevia, de procedencia natural (planta) se ha convertido en el aliado perfecto de quienes no pueden resistirse al sabor dulce y quieren cuidar su salud. De hecho, la stevia regula la diabetes, controla la presión arterial y mejora la circulación, el apartado digestivo, reducir la ansiedad y provoca un efecto diuréticos, entre otros beneficios.

Es más, su alto contenido en minerales tales como el potasio o el magnesio, la convierten en una opción ideal para la hipertensión, ya que, además, funciona hipotensor y cardiológico. Por si lo anterior fuera poco, los estudios demuestran que no se produce un aumento de la glucosa o azúcar en sangre, por lo que su capacidad hipoglucémica ayuda a los diabéticos tipo 2, no dependientes de la insulina.

Por último, y para no extendernos, cabe señalar que es bactericida y se utiliza en dentífricos y chicles ya que previene la placa bacteriana. No presenta su consumo efectos secundarios ni contraindicaciones, aunque, en Estados Unidos, los fabricantes de edulcorantes artificiales se han opuesto a su distribución. En Europa, por el contrario, se empieza a potenciar su uso debido a su interminable lista de beneficios.

¡Nosotros lo utilizamos como endulzante! Pregúntanos y te explicaremos el proceso 😉